¿Debo Insistirle a mi Hijo que Coma Cuando Está Enfermo?

Alimentos para niños con virus o enfermedadesSon constantes las veces que nuestros hijos se enferman y a causa de esto, suelen perder mucho el apetito. Es en estas ocasiones son en las cuales nos preguntamos que podemos darles de comer, para que su organismo lo tolere adecuadamente; y nuestro principal temor es que pierdan mucho peso y que esto conlleve una recuperaciòn màs lenta debido a la mayor debilidad del cuerpo.

Los niños menores de 3 años, suelen enfermarse màs frecuentemente siendo las gripes las mas recurrentes. Evitar que tu niño se enferme, es complicado, debido a que el contacto frecuente con otros niños o personas enfermas los pueden contagiar fácilmente, debido a que su sistema inmune aún se encuentra en desarrollo y sus defensas desconocen algunos de los virus más comunes.

Cuando nos enfermamos, es completamente normal que nuestro deseo de comer sea mínimo, y esto suele ser más notorio en los niños; afecciones como la gastroenteritis o la diarrea, pueden generar debilidad en los pequeños y dejarlos sin apetito.

Una de las principales recomendaciones que debes tener en cuenta cuando tu hijo se encuentra enfermo, es no forzarlo a comer, ya que lo mas probable es que pierda el apetito.

Qué Debe Comer un Niño Enfermo

Principalmente, el niño deberà comer lo que le apetece; si no se trata de una enfermedad gastrointestinal (que requiere de una dieta blanda o hidrataciòn). El pequeño no tiene que seguir una dieta especìfica, y si rechaza cierto tipo de alimentos, no deberàs insistirle, sino darle otras opciones para que se alimente de lo que lo haga sentir mejor.

Uno de los factores importantes, es saber que durante cualquier enfermedad el niño necesitarà una mayor cantidad de lìquidos. Por tal motivo, es importante que lo animes a beber màs líquidos, principalmente agua, leche y jugos naturales sin azùcar.

Dieta Para un Bebé Durante una Enfermedad

La leche materna en los más pequeños es uno de los mejores alimentos durante cualquier tipo de enfermedad, está comprobado que un pequeño enfermo prefiere consumir leche materna, en lugar de cualquier otro tipo de alimento ya introducido en su dieta habitual. por esto, si estás alimentando a tu pequeño por medio de la leche materna es recomendable que continúes e inclusive que incrementes tu frecuencia entre cada toma mientras se recupera.

Dieta Para Niños Mayores de 2 años Durante una Enfermedad

dieta para niños con virus o enfermedadesSi tu hijo es mayorcito, puedes ofrecerle sus alimentos preferidos, para que se le hagan más apetecibles.

Principalmente si son de fácil digestión y fáciles de tragar como: yogurt, flanes, arroz, tortilla de huevo, pastas, sopas en crema, purés, gelatinas, etc.

Luego de que pasa la enfermedad, es el momento ideal para recuperar las fuerzas perdidas en la convalecencia; por tal motivo, deberás proporcionarle una alimentación más balanceada. que contenga una mayor cantidad de nutrientes como vitaminas y proteínas que le ayuden al pequeño a recuperar el peso corporal perdido y continuar con un crecimiento adecuado.

Inclusive, puedes darle raciones extras de alimentos nutritivos como frutas, verduras, lácteos, cereales principalmente integrales, huevo, pescado, carnes, frutos secos; y evita las comidas fritas o grasas y las golosinas.

Dieta Blanda Para un Niño Enfermo

La dieta blanda, consiste en una dieta que no irrita al organismo, en términos químicos y fisiológicos.

En esta dieta, los alimentos deberàn ser hervidos,cocidos al vapor, al horno o a la plancha, con una mìnima  cantidad de aceite, para permitirle al pequeño mejorar la tolerancia digestiva.

Para reducir al máximo los problemas de digestión en los niños durante alguna enfermedad, es importante cuidar no solo el tipo de alimentos que ofreceremos a nuestro hijo sino también la forma de su preparación.

Cuando el niño haya pasado varias horas sin comer nada, será el momento adecuado para incorporar líquidos como zumos o jugos de frutas en su dieta para evitar la deshidratación. Si el pequeño está asimilando bien los líquidos podrán implementarse lentamente y en pequeñas cantidades en su dieta alimentos como puré, sopas de pescado y arroz.

Cuales con los Alimentos Permitidos en una Dieta Blanda

  • Pechuga de pollo o pavo a la plancha, al horno o hervida
  • Pescado a la plancha, al horno o hervido en sopas
  • Arroz blanco
  • Zanahoria cocida
  • Manzana
  • Plátano
  • Yogurt
  • Puré de papa

Este tipo de alimentos, pueden ser introducidos gradualmente, para ayudarle a tu pequeño a recobrar fuerzas sin generar malestar estomacal, ya que se consideran de fácil digestión y muy seguramente le ayudarán a sentirse mejor en pocos días.

Que Tipo de Alimentos Deben Evitarse en un Niño Enfermo

Existe una serie de alimentos que no deben ser incorporados en la dieta de tu pequeño, mientras se encuentra enfermo, ya que pueden resultar dañinos y no serías bien asimilados por su organismo, estos son:

  • Especias
  • Aceite
  • Alimentos fritos tales como papas, salchichas, pinchos de pollo, etc.

Dieta Según la Enfermedad del Niño

Existen 2 tipos de enfermedades denominadas no crónicas que pueden minimizar en gran medida el apetito del niño. Estas son: las relacionadas con los oídos, la nariz y la garganta y las que afectan al intestino. Principalmente las infecciones del aparato respiratorio superior y la diarrea, que suelen ser las más comunes en los niños pequeños.

Alimentos para Niños con Vómito o Diarrea

Alimentos para niños con virus o enfermedadesCuando un niño o un bebé tiene diarrea o vómito, suelen deshidratarse con rapidez, así que es importante consultar con un pediatra inmediatamente y ofrecerle al pequeño abundante líquido (preferiblemente jugos naturales, sin azúcar)

Habitualmente el especialista le prescribirá una solución salina o rehidratación oral que le permita al pequeño recuperar los niveles de sodio y potasio perdidos por medio de las deposiciones y el vómito. Es bueno que no realices un autodiagnóstico ni mediques tu mismo al pequeño, ya que puede que no sea el tratamiento adecuado según su condición.

Los vómitos, asiduamente vienen acompañados de dolor de estómago y lo más probable es que tu hijo no sienta deseos de comer debido al temor de vomitar o empeorar. Puedes dejarlo comer tostadas o cereales en la cantidad que lo asimile. El puré de arroz o de papa y pequeños sorbos de agua también pueden caerle bien.

Los vómitos en los niños suelen ser un evento traumático, aprende a sobrellevar los vómitos de la mejor manera.

Dieta para Bebés Lactantes Enfermos

Si tu pequeño está siendo alimentado por medio de la leche materna, regularmente seguirá lactando, aunque en menor cantidad y en tomas mucho más cortas cuando presente alguna enfermedad mencionada anteriormente.

Podrás darle zumos de uva o manzana en pequeñas cantidades para mantenerlo hidratado. Lo más probable es que pierda el apetito por lo menos por las primeras 24 horas de presentada la enfermedad.

Cuando tu hijo sienta que pueda dar pequeños bocados, comenzará paulatinamente a pedirte más comida. Luego de una enfermedad intestinal, es mejor que le ofrezcas varias comidas en el día en pequeñas porciones, en lugar de pocas pero abundantes.

Antes de comenzar con la dieta habitual de tu niño, puedes darle reducidos aperitivos de 7-8 raciones por día, durante 2-3 días.

Alimentos Para un Niño con Congestión Nasal

Las infecciones de garganta, oídos y nariz, también suelen interrumpir las rutinas alimenticias de los niños. La dificultad para respirar minimiza en gran medida el apetito debido a que si el pequeño tiene la nariz congestionada, solo puede respirar por la boca y por esto, se abstiene de comer.

Las gotas salinas, son una muy buena opción para ayudarle a despejar las mucosas. Es bueno que evites darle alimentos que incrementan la secreción nasal tales como: productos lácteos y chocolates.

El caldo de pollo sin piel, los jugos de frutas y las gelatinas, aportarán líquido al cuerpo del pequeño y le ayudarán en su proceso de recuperación.

Alimentos para un Niño con Infección de Oído o Garganta

Si tu pequeño presenta una infección de oído o garganta, masticar o tragar pueden resultarle muy incómodo y doloroso.

Alimentos fríos como helado, yogurt, postres (en caso de que no haya congestión nasal), gelatina, papillas y pastas pueden ser bien tolerados por el niño.

Alimentos para Niños con Diarrea

La diarrea y los diversos antibióticos constantemente alteran la flora intestinal, por lo que es normal que tu hijo presente dificultad para digerir la leche luego de haber estado enfermo.

El pequeño puede presentar sensibilidad a la lactosa durante algunos días, lo que es completamente normal, ya que el intestino está restableciendo los enzimas de lactasa, quienes se encargan de descomponer la lactosa en azúcares más sencillos. La diarrea es un síntoma que tiene cierto manejo especifico y no siempre se recomienda usar anti-diarreicos, se debe saber cuando cortarla y cuando no.

Actualmente existen en el mercado leches que no contienen lactosa y pueden ayudar en este proceso de recuperación.Sigue estos otros consejos para saber cómo manejar la diarrea en bebés y niños.

Para el tratamiento de la diarrea, no se recomienda un tipo de alimento específico fuera de los abundantes líquidos, pero estos pueden ayudar un poco:

  • Carne de pollo, pescado, res o cerdo a la parrilla. (sin aceite)
  • Huevo cocido
  • Banano
  • Compota o puré de manzana
  • Arroz blanco
  • Pastas
  • Avena, hojuelas de maíz
  • Crepes hechos con harina blanca
  • Verduras cocidas tales como: zanahoria, habichuela, remolacha y auyama
  • Gelatina