La leche materna es denominada como un alimento único, que cuenta con la capacidad de adaptarse perfectamente a las necesidades nutricionales de los bebés tanto recién nacidos como en período de desarrollo.

3 Características Excepcionales de la Leche Materna

  • Posee un gran contenido de lactosa: al poseer este gran beneficio, se considera una excelente fuente de energía, fácil de ser digerida y utilizada por el recién nacido.
  • Contiene una alta cantidad de calcio, lo que ayuda a una perfecta formación de los huesos.
  • Posee grandes proporciones de vitamina E, quien es la principal encargada de prevenir la anemia.

Sus Principales Beneficios Son:

La gran experiencia de poder lactar a tu pequeño, es única y especial por muchas razones: el gran vínculo que crece y se fortalece más cada día por medio de ella, el gran ahorro que genera el que tu pequeñito consuma leche materna en lugar de leche de fórmula, y la invaluable cantidad de beneficios que pueden recibir tanto tu bebé como tú, a continuación te mencionamos los más importantes e irrelevantes.

  • Minimiza el riesgo de padecer el síndrome de muerte súbita infantil: Aunque la causa de la muerte súbita aún no ha sido establecida, las estadísticas acerca de la lactancia materna aseguran que los bebés que reciben leche materna, poseen un riesgo menor de entre 60% y 75% de padecer esta manifestación.
  • Mayores defensas contra riesgos encontrados en el medio ambiente: la leche materna contiene una serie de anticuerpos capaces de ayudarle a tu bebé a combatir diversos tipos de virus, infecciones y bacterias.

Es importante que sepas que debido a que estos provienen la madre del pequeño, los anticuerpos transmitidos son exactamente aquellos que le permiten a tu bebé evitar los peligros a los que se está expuesto en su medio ambiente.

Cabe resaltar que ninguna fórmula puede ofrecer estos beneficios. Por tal motivo, si no sabes si debes alimentar o ni a tu bebé cuando tienes un virus menor, es aconsejable que lo hagas (a menos que tu médico te diga lo contrario) ya que en lugar de contagiarlo, le transmites las defensas que tu cuerpo ha creado para combatirlo.

  • Es el mejor alimento que puede recibir tu bebé: La leche materna cuenta con una combinación perfecta de los nutrientes que el bebé necesita incluyendo vitaminas, proteínas y grasas necesarias para su óptimo crecimiento y desarrollo.

Además de esto, su composición cambia mientras crece el bebé, para lograr satisfacer cada una de sus necesidades alimenticias en cada una de sus etapas de crecimiento. En casos específicos por recomendación de tu pediatra, el pequeño puede necesitar suplementos de vitamina D o hierro y el se encargará de recomendarte las mejores opciones para tu pequeño según su edad y necesidades.

  • La variedad de sabores experimentados durante la alimentación con leche materna le ayuda a tu pequeño a asimilar de mejor manera los diferentes tipos de sabores para el momento en que debas darle alimentos suplementarios ya sean sólidos o líquidos.
  • Mejor estado de salud: Está comprobado que los bebés que son alimentados exclusivamente con leche materna durante sus primeros 6 meses de vida crean una “barrera protectora” contra infecciones de tipo respiratorias(asma, bronquitis, neumonía, entre otras), en el oído y molestias digestivas e intestinales.

Es decir, que los bebés que toman esta leche de su madre tienen un porcentaje mucho menor de enfermedades en comparación de los bebés que no lo hacen y por ende, tienen menos visitas al pediatra y menos hospitalizaciones.

Un estudio denominado “ los riesgos para madres y bebés al no dar de amamantar” ha determinado que la probabilidad de padecer una infección el el oído es de un 50% mayor para los bebés que son alimentados únicamente con leche de fórmula; estos niños también cuentan con un riesgo 2,8 veces superior de padecer infecciones gastrointestinales y aunque los bebés que reciben alimento materno también se enferman, sus condiciones son menos graves y suelen mejorar en un período más corto de tiempo.

  • Mayor coeficiente intelectual: se ha determinado que la lactancia materna tiene algún tipo de vínculo con un mayor coeficiente intelectual de los niños y el mejor desarrollo de algunas destrezas, ya que aquellos bebés que comienzan a recibir otro tipo de alimentos en lugar de la lactancia  antes de cumplir los 6 meses de vida, tardan más en aprender a gatear y caminar en comparación de aquellos niños que tuvieron una lactancia exclusiva hasta cumplirlos. Se cree que aquellos niños que tomaron su leche materna por el período de tiempo recomendado (6 meses exclusivamente y 12 meses con alimentación complementaria), al cumplir 6 años, logran obtener una mejor puntuación en una prueba de coeficiente intelectual verbal en comparación con aquellos niños que no recibieron este tipo de alimentación.
  • Previene alergias: los bebés que reciben leche materna, tienden a padecer menos alergias por alimentos y
  • factores ambientales. Se ha establecido por medio de estudios que la leche materna previene las alergias por estas 2 razones:
  1. El bebé se encuentra expuesto a una cantidad menor de alergenos durante sus primeros meses de vida que es cuando se encuentra más susceptible.
  2. El calostro ofrece una barrera protectora que evita que alergenos potencialmente dañinos entren en el sistema del bebé.

Si en tu familia (papá, mamá o hermanos) existe un historial de alergias, es importante que tengas en cuenta que si lactas a tu pequeño minimizarás las probabilidades de que las padezca también. Las alergias en los bebés también se pueden dar por medio de ciertos alimentos o contacto con las mascotas.

  • Fácil digestión: debido a este factor tan importante, en un pequeño que recibe la lactancia materna adecuadamente, minimizarán notoriamente algunas incomodidades; cabe resaltar que aunque los bebés suelen experimentar constantemente cólicos, estos pueden ser más frecuentes debido a la ingesta de la leche de fórmula, quien también puede generar en algunos niños diarrea o estreñimiento. También es importante que sepas que el cuerpo de tu bebé recibe de mejor manera los nutrientes que le ofrece la leche materna en comparación con los de la leche de fórmula.
  • Prevención de la obesidad: debido a que la leche materna contiene la proporción exacta de la alimentación que debe recibir tu bebé y la cantidad recibida es auto regulada, el bebé cuenta con un porcentaje menor de probabilidades de padecer obesidad.
  • Crea fuertes lazos afectivos entre mamá y bebé:  lo que le ayuda al pequeño a tener una mayor seguridad y confianza.

La leche es por así decirlo “la primera vacuna” de tu pequeño, ya que toma de ti anticuerpos para transmitirlos a él, por tal motivo es importante que tengas en cuenta que es algo que además de unir y estrechar los lazos afectivos y vínculos emocionales con tu bebé, le ofrece la posibilidad de tener una mejor calidad de vida y un excelente estado de salud.

Beneficios de la Lactancia Materna para la Madre

  • , por tal motivo se cuenta con una reducción significativa de probabilidades de sufrir hemorragias e infecciones.
  • Reduce el porcentaje de riesgos de padecer cáncer de mama, útero y ovario.
  • ,Favorece la recuperación del estado físico luego del embarazo, ya que cuenta con la capacidad de movilizar las reservas de grasa acumuladas, principalmente en la zona de las piernas y glúteos.
  • Crea fuertes lazos y vínculos emocionales con el bebé.

Es importante que tengas en cuenta que si sigues una dieta balanceada y saludable durante tu período de lactancia, tu bebé no necesitará ningún tipo de alimentos ni bebidas adicionales durante sus primeros 6 meses de vida, por eso practica la lactancia materna y verás los innumerables beneficios que esto trae tanto para ti como para tu pequeño recién nacido.

Lee también: Lactancia Después de los 2 Años: ¿Adecuada o no?