Complejo de EdipoEntre los 3 y los 5 años los pequeños varones atraviesan una fase de romántico enamoramiento de mamá y comienzan a ver a papá como todo un rival, el complejo de Edipo. Esta etapa será vencida cuando la rivalidad se haya convertido en una identificación del pequeño como varón, en la cual ya no competirá, sino que se aliará con papá y a rechazar a mama y las actividades que distinguen a las mujeres.

Este complejo, aseguran los expertos, es general y afecta a todos los niños de estas edades; su desenlace se presenta de forma inherente con el paso del tiempo, desapareciendo por completo a los 6 años aproximadamente, sin ningún tipo de secuela. Por tal motivo, un adecuado conocimiento acerca de esta etapa y lo que conlleva por parte de ambos padres, evitará preocupaciones y angustias que realmente son poco necesarias.

Características del Complejo de Edipo

¿Pequeño enamorado de mamá?

El pequeño comenzará a sentir una auténtica pasión por mamá. Cada momento le recordará lo linda que es, la observará cautivado durante largos periodos de tiempo y el tener que separarse de ella se convertirá en todo un castigo.

Cada vez que el pequeño presencia un acercamiento de papá hacía mamá, se pondrá furioso e inclusive agresivo con él. Este comportamiento repentino, es lo que los expertos llaman “complejo de Edipo” una etapa por la cual pasan todos los niños y que es totalmente natural y llevadera.

El pequeño de 3 años, ya cuenta con la capacidad de comprender que existen ciertas diferencias entre ambos sexos, y percibe que sus padres están unidos por grandes lazos afectivos. También ha notado que la relación entre papá y mamá es diferente a la que él tiene con ellos, y por esto surgen celos y que el amor hacia mamá, que había sido muy infantil y dependiente, adquiera ahora ciertos matices de romanticismo y apasionamiento.

Síntomas o Señales del Complejo de Edipo

Ciertamente las señales de que el niño está atravesando un periodo de enamoramiento de mamá no suelen ser las mismas entre todos los pequeños, pero siempre se manifiestan de alguna forma.

Mientras que un pequeño puede mostrarse solo un poco molesto con papá, prefiriendo que sea mamá quien lo bañe o le lea el cuento antes de dormir, otros revelan sus celos a través de enojos, golpes e inclusive frases un poco agresivas contra la persona que está robando su protagonismo ante mamá, en este caso papá.

También es normal que los niños se golpeen a sí mismo, en especial durante la primera etapa del fenómeno, a los 2 años de edad. Esta es una manifestación normal de estrés o rabia en los niños y no debe de alarmar a los padres.

Toda la Atención la Tendrá Mamá

Complejo de EdipoLos sentimientos positivos hacia mamá se verán reflejados con mayores atenciones, con un comportamiento excepcional, que busca tenerla siempre contenta y compartir más tiempo juntos, tal y como lo haría una pareja de enamorados, inclusive el pequeño podría llegar a mencionar frases como soy quién más te quiere en el planeta” “mamá eres la más linda” “soy el novio de mamá”. Además de esto dará constantemente regalos y detalles creados por el mismo, cartas y flores o piedritas que recoge luego de salir a caminar por el parque.

¿Y qué Papel Desempeña Ahora Papá?

Todo lo contrario sucede con papá, ya que hacia él se irán mostrando ciertos sentimientos negativos, ya que es su competidor directo en cuanto al cariño, tiempo y afecto de mamá. Estos sentimientos de celos, a veces se reflejan en forma de pataletas y enojos, desobedeciendo a lo que papá dice, buscando molestarlo o enfadarlo con la simple razón de expresarle su desacuerdo con el hecho de que le quite protagonismo frente a mamá.

¿Como Solucionar el Complejo de Edipo en tu Pequeño?

El complejo de Edipo se soluciona naturalmente, a la edad de los 6 años aproximadamente se debe de notar un desinterés en la madre. Los niños ya han formado lazos de amistad con otros niños y buscan una identidad dentro de la sociedad escolar. En esta, la madre pasa a un segundo plano y los amigos a un primero.

Papá también puede cobrar importancia en su vida, pues el niño lo quiere emular para convertirse en un hombre.

Mama seguirá siendo su persona favorita, pero solo la buscara en los momentos que desee afecto.

Complejo de Edipo en la Adolescencia y Adultos

A pesar de que este complejo solo se manifiesta a una temprana edad infantil, existe lo que se denomina el síndrome de Edipo, que se diagnostica a personas que nunca dejan su obsesión por su madre. Este trastorno se puede deber a un vínculo demasiado estrecho formado por madres sobreprotectoras de sus hijos.

En estos casos si es recomendable asistir a un psicólogo para atender el comportamiento inusual. Todo ser humano llega a la edad en que debe reconocer su independencia de la madre e identificarse como una persona independiente.

El Complejo de Edipo en las Niñas, El Síndrome de Electra

Freud también detecto este fenómeno en las niñas del mismo rango de edad. También manifiestan un enamoramiento hacia el padre, y celos hacia la madre. Ha veces tienden a ser más expresivas y directas en sus manifestaciones de celos que los hombres. A este complejo en las niñas se le denomina Síndrome de Electra

¿Cómo Manejar los Celos en los Niños?

Los celos en los niños se manifiestan cuando el pequeño que está presentando un enamoramiento hacia uno de sus padres, ve algún signo o muestra de cariño entre ellos, hasta cierto punto, podremos ponernos en su lugar y tratar de entender que los celos son solo una manifestación ante algo que lo está haciendo sentir indefenso y vulnerable.

Es importante permitirle al pequeño expresar sus sentimientos, pero de una forma correcta, que no resulte dañina para él ni para alguien más. Cuando nuestro pequeño esté experimentando una conducta celosa, podemos acercarnos a él y decirle que entendemos cómo se siente, que es normal, pero que no está bien que golpee a otros o a sí mismo.

En ese momento, en el cual el pequeño esté teniendo un comportamiento agresivo, podremos ayudarle a encontrar otras formas de expresar su enojo, por ejemplo comenzando un cosquilleo familiar, dándole besos y abrazos, utilizar objetos o juguetes que le ayuden a descargar la ira del momento tales como cojines (pídele que armen una batalla de cojines, a los niños esto les encanta y los distrae bastante), balones (salgan al parque o al jardín y jueguen a atrapar la pelota) o simplemente correr le ayudará a dispersar su mente y olvidar su enojo.

También te puede interesar: 2 Juegos Divertidos para que Papá e Hijo Practiquen en Casa

De forma preventiva, podemos estar alerta ante posibles momentos de llegada de los celos de nuestro pequeño, es decir, si sabemos que se molesta cuando existe un abrazo o un beso entre mamá y papá, tratemos de hacerlo partícipe de ese beso y ese abrazo, en lugar de un beso de pareja enfrente de él, démonos un beso familiar, un abrazo familiar, ya habrá tiempo para papá y mamá cuando el pequeño no esté presente. Este tipo de situaciones no lo harán sentirse excluido ni sentirá que mamá o papá se están “robando” el amor que debe ser para él.