Dieta para embarazadasCuando descubres que estás esperando un bebé, la alimentación comenzará a cobrar un sentido más importante en tu vida. A partir de este momento, tus alimentos no se basarán en el sabor o la cantidad de calorías que tienen, sino que te asegurarás de consumir aquellos que tengan un mayor valor nutricional para ayudarle a tu pequeño a crecer y desarrollarse adecuadamente por medio de los nutrientes que necesita. Por esto, hemos creado unas recomendaciones importantes para que mantengas una dieta sana y balanceada durante tu periodo de gestación.

Porqué es importante que tengas una alimentación saludable durante tu embarazo?

La alimentación que tengas durante tu embarazo, tendrá una relación directa con la salud, el bienestar y el crecimiento de tu bebé en el vientre y luego de su nacimiento. Los especialistas han logrado determinar que una madre que ha tenido una alimentación deficiente durante su etapa de embarazo, cuenta con una mayor probabilidad de tener un parto prematuro o que el bebé presente bajo peso al nacer.

Más consumo de nutrientes: más salud para ti y tu bebé

Es importante que tengas en cuenta que todo lo que consumas durante tu etapa de gestación, pasa a través de la placenta a tu bebé, por esto, mientras más alimentos ricos en vitaminas y minerales consumas, mayores serán los nutrientes aportados a tu pequeño en crecimiento dentro de tu útero, por esto no deberás consumir simplemente calorías vacías.

El calcio, ayuda en el desarrollo de los huesos y dientes del pequeño en gestación. Mientras te encuentres embarazada, necesitas calcio para tu cuerpo y también calcio adicional para tu bebé. De igual forma, necesitarás una cantidad mayor de nutrientes básicos de los que necesitaba tu cuerpo antes de estar embarazada.

Que suplementos necesitarás si estás embarazada

En tu dieta, debe haber un suplemento con 200 microgramos (mcg) de yodo y 400 mcg de ácido fólico (vitamina B9) ya que estos ayudan en la prevención de una gran cantidad de posibles defectos congénitos en el bebé.

Pueden Conseguirse estos Nutrientes por Medio de Alimentos?

Es muy difícil cubrir con la dieta habitual las necesidades de Ácido fólico y yodo durante el embarazo, ya que aumentan considerablemente. Y existe un riesgo demasiado alto para que los doctores lo dejen en manos de si sabemos o no hacer todo tipo de malabares con nuestra alimentación para obtener los nutrientes necesarios. La sal yodada, puede ayudar a cubrir las necesidades de yodo, pero no será suficiente durante tu periodo de gestación. Además, no es conveniente que abuses de la sal.

Las verduras contribuyen a la ingesta de B9 o ácido fólico, pero lo más probable es que sean insuficientes. Por esto, durante tu embarazo, lo más recomendable es que comiences a tomar un suplemento vitamínico para ti y tu bebé. (consulta primero con un especialista)

El Hierro Durante el Embarazo

Una de las mejores formas de asegurar un adecuado aporte de hierro durante la etapa de embarazo es cumplir estos consejos importantes

  • Disminuye el consumo de bebidas que contengan cafeína tales como el té y el café, ya que dificultan la absorción por parte del cuerpo del hierro presente en las comidas.
  • Evita los suplementos de fibra o alimentos ricos en salvado como algunos cereales.
  • Aleja los suplementos de calcio de las comidas principales (desayuno, almuerzo y comida) ya que impiden que el hierro se absorba de manera correcta.
  • Consume alimentos ricos en vitamina C y añade vinagre en tus ensaladas, ya que pueden aumentar considerablemente la absorción del hierro.
  • Trata de no consumir lácteos en exceso, ya que aportan un bajo nivel de hierro.
  • Disminuye o evita el consumo de alimentos poco alimenticios tales como los refrescos, dulces, fritos empacados, etc.
  • Lleva una dieta balanceada, basada en cereales integrales tales como panes, pastas y arroz, frutas, hortalizas, carnes magras, pescado, legumbres, etc.