La vasectomía es un procedimiento que muchas parejas (en su mayoría casadas) eligen como método anticonceptivo. Este procedimiento es muy similar a la ligadura de trompas de la mujer. Y es conocido comúnmente como “amarrar los tubos”. Esto lleva a algunas parejas a realizarse la pregunta: puede haber un embarazo luego de la vasectomía?

Una vasectomía involucra un procedimiento en el cual los conductos deferentes son cortados y atados, impidiendo que los espermatozoides lleguen al óvulo. Se realiza como una forma permanente de anticoncepción. Esta cirugía es reversible, pero lo más recomendado por los especialistas, es realizarla en el momento en el cual se tenga plena seguridad de no querer tener hijos, ya que la reversión de la vasectomía no asegura que pueda lograrse el embarazo.

Es Posible Conseguir un Embarazo Luego de una Vasectomía?

La vasectomía es uno de los mejores métodos para prevenir un embarazo, con tasas de embarazo de 1/1000 después del primer año, y entre 2-10/1000 luego de 5 años. Muchos estudios indican que después de una vasectomía, una pareja cuenta con una probabilidad menor a 1% de quedar embarazada. Aunque la posibilidad de que una pareja quede embarazada luego de una vasectomía es relativamente baja, sigue latente la posibilidad.

Aunque el embarazo luego de la vasectomía es posible, es muy dudoso. sin embargo, en caso de que la pareja se encuentre experimentando síntomas de embarazo, lo mejor es consultar a un especialista.

La Reversión de una Vasectomía: El Embarazo Después de la Vasectomía

Como lo mencionamos anteriormente, la vasectomía es considerada una forma permanente de control de natalidad. Los hombres que se han sometido a una vasectomía y desean tener un hijo, deben someterse a un procedimiento denominado reversión de la vasectomía para tratar de conseguir un embarazo en su pareja. La vasectomía es una cirugía que previene los embarazos y por medio de la cual se obstruyen los conductos, imposibilitando la salida de los espermatozoides al eyacular.

Existen dos técnicas quirúrgicas para revertir una vasectomía: la epidimostomía y la vasovasostomía.

  • La vasovasostomía es la que se realiza con mayor frecuencia ya que su porcentaje de éxito es mayor. En ella se cortan y unen los conductos deferentes, su duración aproximada es de dos horas. La probabilidad de obtener embarazo tras la vasovasostomía es aproximadamente del 64%.
  • La epidimostomía es más complicada, se realiza cuando la vasovasostomía no ha funcionado, posiblemente debido a que los conductos deferentes están bloqueados, o cuando no hay posibilidad de realizar la vasovasostomía. Su duración es mayor, alrededor de cinco horas, y en este caso la probabilidad de conseguir el embarazo es algo menor, un 40%. Consiste en la unión de uno de los extremos de los conductos deferentes directamente con el epidídimo.

Probabilidades de Embarazo al Revertir la Vasectomía

Además del tipo de técnica empleada en la reversión de la vasectomía, el éxito de ésta depende en gran medida del tiempo transcurrido desde el momento de la cirugía.

Cuando0 menos tiempo ha pasado, mayor probabilidad existe de recuperar la fertilidad. Si el tiempo transcurrido es mayor a 15 años, la recuperación de la fertilidad no supera el 35%, pero si el tiempo se encuentra por debajo de los 5 años, alrededor de un 98% de los hombres podrían recuperar su fertilidad.

También intervienen mucho en el éxito de la reversión, la habilidad y destreza con la que se realizó la vasectomía.

Seminograma Después de la Reversión

Para comprobar si la operación para revertir la vasectomía ha tenido éxito es necesario hacer seminogramas control seriados para ver si aparecen espermatozoides nuevamente en el semen eyaculado.

El primer seminograma se realiza a los 2-3 meses después de la cirugía, y los siguientes se siguen haciendo cada 2-3 meses hasta que el número de espermatozoides sea considerado normal o se consiga el embarazo.